17 septiembre 2014

Qué ver en Bangkok I

Hemos estado en Bangkok un total de tres días completos al inicio del viaje y una tarde y una mañana al final. Evidentemente no es suficiente para ver todo lo que ofrece una gran ciudad como esta, pero al menos hemos podido ver lo que teníamos previsto, aunque hemos tenido que dejar atrás algunos sitios.
Nos alojamos en el hotel Bossotel, siguiendo la recomendación de Carol, del blog “En el camino con Moonflower, gran conocedora de la ciudad.
Imagen 13-09-14 a las
19.35
El punto fuerte de este alojamiento es su situación, muy cerca tanto de una estación de BTS como del río Chao Phraya, que atraviesa Bangkok, una opción estupenda para moverte por la ciudad sin soportar el denso tráfico que suele haber. Su web oficial está bastante bien, pica aquí.
Hay varias líneas que se diferencian por los colores de las banderas de los barcos. Nosotros cogimos principalmente el de bandera naranja, cuyo billete cuesta unos 15 baths (0,40 céntimos); el que lleva la bandera azul es el turístico y vale más caro, 40 baths. Os dejo el plano de las paradas y de las diferentes líneas (sacado de su web).
Imagen 14-09-14 a las
07.35çImagen 14-09-14 a las
07.37
Qué ver en Bangkok el primer día:
  • WAT ARUN o Templo del Amanecer
  • WAT PHO o Templo del Buda Reclinado
  • CALLE MAHATHAT
  • TROK  THA WANG
  • LAK MUANG
  • COLUMPIO GIGANTE
  •  WAT SUTHAT
  • BAMRUNG MUANG ROAD
  • COLINA DORADA
  • WAT SAKET, al que no pudimos acceder desde la Colina Dorada porque cerraba a las  17:30 y nosotros llegamos a esa hora y nos encontramos con la puerta cerrada, son puntuales estos tailandeses.

Desayunamos y nos fuimos a buscar la parada del barco. Cuando sales a las calles de Bangkok te recibe una bofetada de calor húmedo que hace que hasta las gafas, si las llevas, se te empañen, así que prepárate a eliminar toxinas desde que sales del hotel hasta que vuelves, buffff qué calorazo!! Pero bueno, es lo que hay, mejor hacerte a la idea e ignorarlo un poco, aunque a veces sea imposible olvidarte del pegajoserío.
Dimos con la parada el barco tras algunas vueltas y esperamos a que llegara el barco con bandera naranja; si os alojáis en este hotel o en alguno cercano, debéis saber que hay 2 paradas cerca, una, Central Pier o Sathorn, junto a la estación de BTS Saphan Taksin, y otra más al norte, Oriental, más tranquila.
Imagen 08-09-14 a las
21.44
Cuando llega el barco, lo acercan al pantalán, esperas a que bajen los que salen y te subes. Allí una señora, normalmente malhumorada, va haciendo ruido con un estuche de lata de donde saca el billete y te lo vende, no hace falta que las busques, ella irá a cobrarte, procura llevar el importe exacto o te cobrarán 20 baths, en lugar de los 15 que es su precio; o al menos así nos pasó una vez. Los barcos que hemos pillado siempre han ido bastante abarrotados. Para ir a Wat Arun tienes que bajarte en Tha Tien, en la orilla opuesta y allí coger otro barco que por muy poco dinero, 5 baths, si mal no recuerdo, te cruza a la otra orilla.
Vistas desde el pantalán
Imagen 08-09-14 a las
21.46
Imagen 08-09-14 a las
21.49
Imagen 11-09-14 a las
18.55
Nuestra primera parada era el WAT ARUN o Templo del Amanecer. Se divisa desde lejos y mi santo decía que se lo esperaba mucho más grande. Yo pensaba que los templos en Tailandia eran más pequeños, pero no, son complejos de enormes dimensiones con varias estancias y echas en verlos bastante tiempo, al menos yo, que soy de parame a ver detalles. 
Imagen 08-09-14 a las
21.55
El Wat Arun es uno de los templos budistas más importantes y representativos de Bangkok y debe su nombre a Aruna, el dios indio del amanecer.
A la entrada sorprenden los guardianes o “yaksha” que flanquean muchas de las entradas de los templos tailandeses; estos “yaksha”  son espíritus normalmente benévolos; en la mitología budista e hinduista tienen doble personalidad, pueden ser inofensivos o una especie de demonios. Impresionan mucho la primeva vez que los ves, son enormes y en este caso vidriados en verde, chulísimos.
Imagen 08-09-14 a las
22.41
Imagen 08-09-14 a las
22.47
Imagen 08-09-14 a las
22.53
El elemento más visible y característico de este templo es su phrang o torre central, de 82 metros de altura, de estilo khmer, decorada con conchas y trozos de porcelana china procedente del lastre arrojados por los barcos chinos que llegaban al puerto de Bangkok. Esta torre representa el monte Meru y los cuatro phrangs que lo rodean tienen la forma simbólica budista del universo.
Imagen 10-09-14 a las
00.01
Imagen 08-09-14 a las
23.18
Imagen 15-09-14 a las
20.06
Imagen 09-09-14 a las
00.01
Imagen 08-09-14 a las
23.23
Se accede a la terraza central a través de una empinada escalera que representa la dificultad para alcanzar los niveles superiores de la existencia. Se puede subir bien, hay una cuerda a la que te agarras; para las personas con vértigo, como yo, la bajada puede que sea más dificultosa, pero te mentalizas y bajas sin problema.
Imagen 08-09-14 a las
23.48
Imagen 16-09-14 a las
01.28
Las vistas desde arriba son estupendas, se ve el Gran Palacio en la otra orilla de rio Chao Phraya. Este templo es el tercer punto de la tríada histórica sagrada, junto a Wat  Pho y Wat Phra Kaew.
Imagen 09-09-14 a las
23.34
Imagen 09-09-14 a las
23.38
Imagen 09-09-14 a las
23.53
Pero aparte del monumento central del Wat Arun hay más estancias, galerías repletas de budas relucientes y dorados, una especie de huchas-monjes que a partir de aquí vimos por todas partes, nos recordaban a la escultura esa de un monaguillo que había en la parroquia del pueblo cuando éramos chicos y que sostenía una hucha.
Aquí va una serie de fotos para que os hagáis una idea de la riqueza con la que están decorados los templos, son realmente bonitos.
Imagen 08-09-14 a las
23.35
Imagen 08-09-14 a las
23.42
Imagen 08-09-14 a las
22.59
Imagen 08-09-14 a las
22.56
Imagen 08-09-14 a las
23.08
Imagen 08-09-14 a las
23.12
Imagen 08-09-14 a las
23.26
Imagen 08-09-14 a las
23.30
Imagen 15-09-14 a las
19.58
Imagen 16-09-14 a las
01.46
Imagen 10-09-14 a las
00.09
Cuando salimos de allí nos fuimos para WAT PHO, famoso por tener un Buda reclinado de 46 metros de largo, es impresionante entrar y ver sus dimensiones, había visto fotos pero allí se ve más inmenso. Este templo es el centro de educación pública más famoso de Tailandia y el templo más antiguo y grande de Bangkok. En 1780 Rama I aumentó un templo anterior del siglo XVI; en 1832 Rama III construyó la capilla del Buda yacente. En el recinto hay un centro de medicina tradicional del que forma parte el Instituto del Masaje, una de las escuelas más respetadas de Bangkok.
Imagen 11-09-14 a las
19.56
Tuvimos la mala suerte de llegar con una marabunta de excursiones que abarrotaron el recinto del Buda reclinado, así que no pudimos hacer ni una foto decente. El Buda está representado en el momento de alcanzar el nirvana (se le ve feliz y extasiado, je je); está construido con ladrillo recubierto de yeso y pan de oro. Las plantas de los pies están muy elaboradas con incrustaciones de nácar que representan los 108 lakshanas o augurios de Buda. Estuvimos un rato dando un paseo alrededor del buda esperando que aquello se despejara, pero no había manera, salían doscientas personas y entraba otro mogollón.
Imagen 10-09-14 a las
00.34
Imagen 15-09-14 a las
19.19
Vimos una fila de gente que portaba un montón de monedas y las echaba una a una en una fila de cuencos que hay pegados a la pared (por cierto, son 108, como los augurios de Buda arriba mencionados); también había una persona rodeada de cubos llenos de esas monedas que iba llenando unos boles con el equivalente al cambio de 20 bahts para hacer esa ofrenda, así que como no teníamos cosa mejor que hacer y estábamos esperanzados en que aquello se despejara, echamos 20 bahts y cogimos el cuenco de las monedas para ir echando en los cuencos, allí la mar de integrados con la feligresía tailandesa, jejeje. He leído por ahí que si depositas una moneda en cada cuenco te acompañará la buena suerte.
Vídeo haciendo nuestras ofrendas, por pedir que no quede :-)
Una vez terminada nuestra particular ofrenda y viendo que no había posibilidad de ver aquello sin gente nos salimos a ver el resto del complejo. Este templo también tiene mucho más que ofrecer que el Buda Reclinado y nos pareció que todas las excursiones iban a ver el Buda y se marchaban, porque el resto de las dependencias del complejo estaban bastante solitarias, así que lo disfrutamos bastante.
Imagen 10-09-14 a las
00.39
Imagen 11-09-14 a las
19.10
Imagen 15-09-14 a las
20.11
Imagen 15-09-14 a las
20.09
Imagen 10-09-14 a las
20.58
Tiene un total de 91 estupas o chedis, que son los lugares destinados a albergar las reliquias o restos funerarios de la realeza y personajes notables.
Imagen 15-09-14 a las
20.13
Imagen 11-09-14 a las
20.04
Imagen 10-09-14 a las
20.49
Imagen 16-09-14 a las
23.41
En el templo principal hay un Buda de bronce meditando, salvado de Ayuthaya. Nos encantó este templo e insisto, si piensas como yo, que era entrar, ver el Buda yacente y salir, estás equivocado, es un complejo enorme en el que invertirás buena parte de la mañana si quieres verlo bien.
Imagen 10-09-14 a las
22.05
De ahí pillamos un tuk tuk para el Palacio Real, porque hacía un calor que no veas y aunque no estaba lejos no era cuestión de morirse en el intento. Llegamos, unas colas horribles; pasas por un sitio donde una señora me dijo que iba vestida indecente y que tenía que pillar allí una camiseta, dejar una señal que luego me devolvían… en fin, que finalmente lo dejamos para el día siguiente para llegar a mejor hora cuando hiciese menos calor y ya ir con una camiseta mía de las decentes.
Imagen 11-09-14 a las
20.07
Nos fuimos dando un paseo para la calle MAHATHAT, famosa por estar repleta de puestos de amuletos de la suerte, del amor, de la protección, pociones mágicas, etc. Es curioso el lugar, me pregunto si hay público para venderle los millones de amuletos que allí se concentran, qué barbaridad!!
Imagen 16-09-14 a las
23.19
Perpendicular a esa calle está el TROK THA WANG, un callejón típico de vecinos en el que puedes adentrarte; las casas son minúsculas, de una sola habitación, en la que hay  con suerte una alfombra, un sofá y un frigorífico, poco más; están abiertas y me dio bastante reparo estar allí, porque me sentí un poco intrusa en la intimidad de la casa de aquellas personas.
Imagen 10-09-14 a las
21.21
Salimos de allí y volvimos a rodearnos de amuletos; llegamos a una zona del mercado cubierta donde se ve que la especialidad es leer la mano y el tema astral, porque estaba todo lleno de mesas con los adivinos y sus clientes, todo lleno ehh.
Imagen 10-09-14 a las
21.08
Era la hora de comer, pero no teníamos hambre, con tanto beber y tanta calor el estómago estaba calladito. Descansamos un poco en los jardines de la Universidad Thammasat y seguimos nuestro periplo, que estaban apareciendo nubes y no nos fiábamos de que el tiempo siguiera acompañando. Entramos también en el cercano LAK MUANG, un santuario que conserva en su interior el pilar de madera en forma de falo en el que se encuentra el espíritu guardián de la ciudad y que además es el kilómetro cero de las carreteras tailandesas (curiosa la mezcla de funciones religiosas y laicas, je je). Estaba lleno de gente haciendo ofrendas, quemando incienso y moviendo esas varitas de la suerte que tanto nos llaman la atención; no es un sitio demasiado espectacular, pero sí recomendable por el movimiento de tailandeses haciendo peticiones, me gusta ver esas costumbres tan extrañas para nosotros.
Imagen 10-09-14 a las
21.31
Imagen 16-09-14 a las
23.46
Rotondas que te encuentras por Bangkok y militares que aún quedaban por la calle por el reciente golpe de estado, son apañaos, aunque no saben leer mapas.
Imagen 10-09-14 a las
21.38
De ahí nos fuimos al TEMPLO DE WAT SUTHAT y de camino veríamos el famoso COLUMPIO GIGANTE, que está en la plaza del templo. Aquí se hallaban hasta 2007 los restos del antiguo columpio que se usaba en las ceremonias brahmánicas (se trasladaron al templo Devasathan), reemplazado por el que se puede ver hoy día fabricado con la madera de seis árboles de teca de 100 años de antigüedad. El columpio original o  SAO CHING CHA fue construido por Rama I en 1784; durante las ceremonias se columpiaban equipos de 4 personas en arcos de 180 grados a 25 metros de altura y debían coger con los dientes un saco de oro colgado. Con esta ceremonia se rememoraba el columpio de Shiva en los cielos; fue prohibida en 1935 porque, como podéis suponer, muy seguro no era aquello y muchos perdieron la vida en el intento.
Imagen 10-09-14 a las
22.34
Entramos al WAT SUTHAH, cuya construcción empezó Rama I en 1807 y acabado por Rama III. Hay que aclarar que el brahmanismo es anterior a la llegada del budismo a Tailandia y sus rituales fueron integrados por este último. 
Imagen 11-09-14 a las
19.47
Imagen 10-09-14 a las
22.46
Este templo es la sede de los sacerdotes brahmanes y es famoso por tener el “wihan” más grande de Bangkok (los wihans son salones grandes dentro de los complejos religiosos) y uno de los mejores ejemplos de arte rattanakosin (finales del XVIII hasta hoy). Su Buda central mide 8 metros; es uno de los mayores bronces de estilo sukhotai conservados y fue traído de Wat Mahathat en Sukhotai. Los murales del wihan describen la cosmología budista. En el pedestal del Buda están los restos de Rama VII hermano del actual rey.
Imagen 16-09-14 a las
23.51
Imagen 10-09-14 a las
23.27
Imagen 10-09-14 a las
23.23
Imagen 10-09-14 a las
22.56
Imagen 10-09-14 a las
23.26
Imagen 17-09-14 a las 00.10
Estando absortos por la belleza del lugar y del silencio (había muy poca gente) empezó a oscurecerse y de repente empezó a caer el diluvio universal, a los de tierra de secano siempre nos sorprende que de repente empiece a llover así de fuerte. Nos refugiamos en unas de las galerías llenas de Budas y esperamos a que dejara de llover.
Imagen 10-09-14 a las
22.53
Imagen 16-09-14 a las
23.55
Imagen 17-09-14 a las
00.03
Salimos y paseamos por BAMRUNG MUANG ROAD, una calle que antiguamente fue campo de entrenamiento de elefantes hasta que ya en el siglo XX se convirtió en una de las primeras calles asfaltadas de Tailandia. Actualmente merece la pena pasar por allí para ver el negocio montado alrededor de la religión budista; está repleto de tiendas en las que venden Budas de todos los tamaños (impresiona verlos en serie envueltos en plástico o celofán), velas, faroles, hábitos de monjes y una gran variedad de recipientes de todos los tamaños ya preparados para llevarlos de ofrenda a los monjes, llenos de los objetos más variopintos (linternas, despertadores, aspirinas, azúcar, pepsicola, pasta de dientes…). También ves cómo fabrican y pintan mobiliario, gente bordando a mano… muy recomendable el paseo por esta zona de Bangkok, es bastante sorprendente.
Imagen 17-09-14 a las
17.56
Imagen 17-09-14 a las
17.50
Imagen 17-09-14 a las 18.19
Imagen 11-09-14 a las
19.14
En esta foto vemos a unos que se estaban llevando un Buda de gran tamaño, ya no sé si para su casa o para algún templo, vete a saber, pero es curiosa la estampa.
Imagen 17-09-14 a las
18.00
De ahí nos fuimos a la COLINA DORADA para subir al WAT SAKET. Llovía intermitentemente, pero nada que te impidiera seguir con la agenda. Subimos unas escaleras muy floridas y cuando llegamos arriba eran las cinco y media y esa era la hora del cierre, así que nada de nada.  
Imagen 11-09-14 a las
19.39
Imagen 11-09-14 a las
19.37
Imagen 11-09-14 a las
19.42
Al salir de allí empezó a llover muyyyy fuerte. Nos fuimos en dirección al río y en vista de que no paraba de llover tuvimos que cambiar los planes iniciales y pillamos un barco que nos dejó cerca de los centros comerciales; allí andando por debajo del skytrain para no mojarnos demasiado nos fuimos andando al centro comercial MBK, donde estuvimos cenando y ya para el hotel en metro que estábamos muertos.
Imagen 11-09-14 a las
20.00
Cosas que me llaman la atención en Bangkok
Pescado seco de todas clases por doquier
Imagen 10-09-14 a las
00.27
Estretenerse es muy barato
Imagen 17-09-14 a las
18.26
Transformadores de la luz en todas las calles
Imagen 17-09-14 a las
00.06
Tuk tuks psicodélicos
Imagen 08-09-14 a las 21.40
…y vendedoras de ofrendas de flores en todas partes
Imagen 17-09-14 a las
18.15